No ha podido ser, el alicantino David Ferrer lo tenía muy cerca, ganar su primer masters 1.000, pero en la final estaba el escocés Andy Murray, que ultimamente lo está ganando todo, y también ha ganado esta final en Shanghai (China). Y lo ha hecho de una manera contundente pero muy disputada, en 1 hora y 45 minutos por 7-5 y 6-4, lo que le ha valido un premio de 620.000 dólares.
    
Son 25 victorias en 26 partidos para Murray, y con la de hoy ha logrado el tercer puesto en la ATP, lo que quiere decir que el suizo Roger Federer abandona este puesto. Es el quinto triunfo de Murray en 2011, se ha impuesto en los torneos de Queen’s, Cincinnati, Bangkok, Tokio, y es su octavo masters 1.000.
   
 “Ha sido una de las mejores rachas de mi vida. He jugado muy bien las últimas semanas. Estuve nervioso hoy porque quería ganar aquí y defender mi título. Estoy feliz de haberlo conseguido. Ferrer es uno de los jugadores más duros en el tour y uno de los mejores tipos. Es un placer compartir la cancha con él. Me encanta jugar aquí, es uno de mis lugares favoritos.”

Con esta última actuación de David Ferrer se ha ganado el pase para disputar el Torneo de Maestros de Londres, solo las 8 mejores raquetas mundiales están en esa cita.

“He disfrutado mucho esta semana aquí, en Shanghai, he conseguido los mejores momentos de mi carrera. En el 2007 fui finalista del Torneo de Maestros y otra vez este año. Espero ganar el próximo.”